miércoles, 26 de diciembre de 2007

Nota y reflexión...


A casi tres semanas desde que inicio el plantón en la Laguna del Carpintero. ¿El saldo?, negativo. Se han incrementado las agresiones y las provocaciones de desconocidos, la infiltración y los espías hacen gala del cinismo más estúpido. Hay declaraciones en la prensa, juegos de poder ocultos, indisciplina en el plantón y demás cosas inpublicables (por ahora).

Por el hecho de subvertir la lógica de la clase dominante, de acabar con el ostracismo criminal y la pasividad cómplice de la destrucción de nuestra naturaleza, muchos nos atrevimos y defendimos al plantón. Desveladas, fríos, calores, hambres, incertidumbres terribles (los ajedrecistas sostenemos que la amenaza es más fuerte que la ejecución, algo no muy distinto en esta maldita guerra de baja intensidad) y demás ratos (unos muy agradables otros no tanto) construidos, soñados y trabajados por y para el ecosistema todo de la Laguna del Carpintero. Para que los neoliberales encabezados por el Sr. Azcárraga y los empresarios que quieren destruir las plantas y animales, y con ello, el agua, la tierra y el aire a cambio de sus millones de billetes, sus sucios e imbéciles millones de billetes, no se salieran con la suya.

Creímos que se podría entretramar y construir una organización horizontal, antipartidista, antisistematica y por fuera de la gente indeseable (protagonistas, empresarios y políticos). Que los compas punks locales (algunos, no todos) se pondrían las pilas y nos enseñarían que es ser antiautoritario, que es no tener un “guía” ni un dirigente, que es un colectivo y que es defender un trabajo anticapitalista. Pero no. Todos nos equivocamos. Permitimos que se contaminara el esfuerzo, que viniera gente de los partidos, que hasta marcharon a su lado (por más que alguien por ahí que no es punk utilizó el argumento idiota y engañabobos: --“es que vienen como ciudadano/ciudadana” [refiriendose a la ex senadora panista Carmen Bolado]... creyendo que eramos ingenuos, pues ésta gente sólo busca el capital político, demostrado al siguiente día con sendas declaraciones ante la prensa local), fue algo que sentimos como si estuvieramos comiendo una torta de vidrios molidos...

Las agresiones hoy en día continuan. El martes 18 de diciembre llegaron mas de 15 elementos policiacos a intentar desalojar. Hay provocadores e infiltrados. Además se está a punto de cercar la zona por lo cual mediante algun pretexto jurídico quitaran a los compas. No se ha articulado una respuesta en común y muchos compas están a la espera que uno o dos oportunistas solucionen un problema del colectivo.


Además el plantón nació con un objetivo, que era detener la destrucción de los manglares y detener el megaproyecto. El plantón no era para imponer un proyecto diferente al megaproyecto como alguno por ahí lo ha planteado. El plantón no es para imponer un “parque ecológico” ni nada parecido, pues la gente es la que debe decidir qué hacer o no hacer con su espacio. Ese es un asunto que se tratara con toda la comunidad y no en un plantón ni con unas cuantas personas, sino estaríamos haciendo lo que el ayuntamiento hace: unos cuantos imponer su voluntad por encima de todos.

Por lo anterior, nosotros no nos rendimos. Seguiremos luchando por otros medios para tratar de salvar la Laguna. Sin los partidos políticos, sin su ayuda, sin su dinero ni sus porquerías. Estaremos al tanto con los compas que quedan en el plantón, porque el hecho de que se inclinen y subordinen a un interés extraño (que no es por salvar el ecosistema) por inmadurez o porque eso sea más cómodo, no significa que nos vaya a gustar lo que pueda pasar con ellos. Trataremos de ser respetuosos a su decisión --voluntaria o no--, a ser guiados y lidereados por la gente que ambiciona poder, dinero y protagonismo. Iremos al plantón de vez en vez para ayudar en lo que podamos pero ya sin ser parte del mismo.

Por eso desde aquí, de este espacio, exigimos respeto a la nauraleza y un alto a todas las agresiones y hostilidades que el ayuntamiento de Tampico ha lanzado contra nosotros.

¡¡¡NO AL MEGAPROYECTO!!!

¡¡¡NO AL ECOCIDIO!!!

P.D. Pese a todo tenemos entrañables compas que sin importar sus decisiones, estaremos allí como compañeros tendiendoles la mano u ofreciendo un hombro --segun el caso--, en esta lucha que todos estamos emprendiendo.





Dibujos de los compas (Paola de Mty.)...


Destrucción que no para.





Compas explicando en que consiste el megapryecto y el por qué nos daña a todos los seres humanos, plantas y animales.



Referendum: SI / NO
Cerca alrededor de los trabajos que destruyen la naturaleza en la Laguna del Carpintero.



A pesar de todo muchos compas ni se rinden, ni se venden... y aguantan en el plantón a pesar de la gente problema de esa que llega y habla y habla y habla y habla...

1 comentario:

ANGEL dijo...

Sólo los que saben poco quieren mostrar en todas partes lo que saben.